martes, 23 de diciembre de 2008

TUCUMÁN, TIERRA COMPLICADA


Por la 11º fecha, el Albo visitó a Concepción y perdió por 5 a 3. Los goles fueron anotados por Mariano Ghigo, Federico Rodríguez y Luis Rueda. En la próxima fecha, recibe a La Florida.

A Gimnasia y Tiro le falta "cinco" para el peso, como sucede cada vez que realiza una excursión por suelo tucumano desde hace más de cuatro años (la última vez que ganó aquí fue en 2004). Independientemente de las circunstancias del partido: jugando bien, mal, con o sin actitud, la historia no cambia demasiado. Lo cierto es que el "albo", como tantas otras veces, volvió a sufrir una derrota, en ésta ocasión en el debut de Víctor Riggio como entrenador.

Y el argumento más válido del categórico 5 a 3 que le aplicó Concepción FC al "millonario" es sencillo: fue ampliamente superado por el "cuervo" tucumano en todas sus líneas, no se encontrará una explicación más lógica a una derrota que no sea un fundamento meramente futbolístico. Y esta vez, las añejas excusas del terreno de juego, el arbitraje y otras "yerbas" quedarán a un lado.

El equipo de Américo Valoy le dio por momentos una lección de fútbol al equipo del "Tano". Tuvo mayor volumen de juego, prevaleció con el peso de sus individualidades como los inspirados Alexis Bravo y Cándido Nuño, y justificó los por qué de haberse erigido ahora como el nuevo dueño de la Zona VII. Claro, todo esto quizá no hubiese sido posible sin la valiosa colaboración de una defensa "alba" que no hizo pie.

El "cuervo" del Sur salió decidido a devorarse a Gimnasia. El gol no se demoró en llegar, a los 12', tras una buena maniobra de Bravo, Nuño fusiló al "uno" salteño, pero su disparo fue interceptado por Carlos Russo, quien en su intento por despejar la mando a la red.

Gimnasia lejos de "apichonarse" salió decidido a buscar el empate, se adelantó en el terreno, y así llegó el empate por intermedio de Mariano Ghigo. No pasó mucho tiempo hasta que apareció nuevamente la figura del partido para marcar diferencias, Alexis Bravo elaboró artesanalmente la jugada que terminó en Leonardo Pérez para el dos a uno.

La igualdad llegó casi desde el vestuario, con una definición del "Bocha" Rodríguez, tras un cabezazo de Benítez. Luego el "albo" se retrasó y cometió el error de permitirle al rival que acelere y potencie al máximo sus virtudes. Y así la tomó nuevamente Bravo (19'), quien coronó su perfecta actuación con un golazo.

Aunque el equipo de la Vicente López no se resignó, sin muchas ideas, fue al frente y Luis Rueda (ingresó por Matías Fernández), a los 29', empató. Pero otra vez aparecieron los errores defensivos que fue aprovechado por José Carreño, quien cabeceó solo en el área y quebró de nuevo el tanteador. Al final llegaron los nervios y las reacciones desmedidas, así Cartello se fue expulsado, y llegó el quinto.

MARIANO FRADEJAS –El Tribuno-