martes, 23 de diciembre de 2008

DESPIDIÓ EL 2008 CON UN EMPATE


En el último juego del año, Gimnasia y Tiro igualó 2 a 2 con La Florida de Tucumán. Con goles de Julio Zampini y Federico Rodas, el Albo terminó la primera parte del Argentino B con una igualdad.

A duras penas pudo Gimnasia y Tiro salvar la "ropa" ante el equipo tucumano de La Florida, empatando en dos goles, en el partido adelantado de la 19º fecha del torneo Argentino B, que se disputó anoche en el estadio de los "albos" ante muy poco público.
Federico "El Bocha" Rodríguez, con un espléndido cabezazo pudo igualar un encuentro que se le hacía complicado al conjunto salteño. Fue a los 35 minutos del segundo tiempo, cuando buscó con más ganas que fútbol, el ansiado empate. Incluso, de haber tenido un poco de orden o haber generado más juego asociado se pudo haber quedado con los tres puntos ante el líder de la Zona.

La Florida, cabe consignar, demostró en muchos pasajes del partido sus condiciones de líder y tal vez haya dejado una mejor impresión que el "albo" al cabo de los 90 minutos, pero su pecado fue haberse relegado tras el segundo gol, dejándole todo el terreno a su rival.
Lo mejor de Gimnasia y Tiro estuvo en la primera media hora, cuando predominó en el juego, buscó el toque y la asistencia al mejor ubicado y obligó al cuadro tucumano a replegarse. Incluso en ese lapso llegó la apertura del marcador por intermedio de Julio Zampini, quién aprovechó muy bien una serie de toques y el quedo de la defensa de La Florida.

El líder del torneo, ni lerdo, ni perezoso, se acomodó en la cancha y comenzó a cambiar la historia a través de la experiencia y el buen juego de sus volantes, tal el caso del ex Central Alejandro Pérez, bien acompañado por Rojas y Acosta, quién de no haberse hecho expulsar estaba para ser la figura del partido.
La Florida mostró un buen juego asociado y trabajó muy bien por los laterales y apostó a la ambición de sus delanteros, entre los cuales Santiago Sánchez hacía estragos con la débil defensa del equipo salteño. Y así no sólo llegó al empate transitorio, sino que se puso al frente y de no haberse tirado atrás tal vez hubiera sido el ganador.

Pero el empate está bien, por el amor propio de los jugadores albos, por la buena producción de los tucumanos. Pero quedó visto que Gimnasia cambió muy poco hasta ahora y tendrá que trabajar bastante para mejorar en sus producciones, de cara a la etapa decisiva del torneo.

MARIANO FRADEJAS